31 de enero de 2011

Nadie

Regresó.
Nadie sabía que se había ido. 
Por eso Nadie fue a esperarle al muelle.



- Eso sí que es pena...
- Yo creo que no tanto. Al menos puedes seguir donde lo has dejado todo.
- Ya, por la bienvenida que has tenido, te puedes volver
- ¿A dónde?

13 comentarios:

Su dijo...

Me ha encantado el juego de palabras.

Quizás para esa persona, Nadie era Todo.

Abrazos

Charcos dijo...

a dónde?

cuando sepas la respuesta avisa

Relatadamente tuya dijo...

Jo, este relato te hace ir y venir todo el rato. Me gusta. Yo le diría al personaje que se preguntara por qué no fue nadie...
Un besito!!!

Patricia dijo...

Me encantó. Y el diálogo entre Pena y Alegría ya se ha transformado en un micro más. En uno bellísimo.

123456 dijo...

Nadie estaba en otro lugar. . . esperándote!!

Anita Dinamita dijo...

Regresar a ningún sitio, allí se está tan bien!

M. dijo...

Marinero y barco naufragaron por separado.

Sandra Montelpare dijo...

me . en . can . to. !! era el no lugar para la no persona !! oh Muy Girondo... chapeau!

Puck dijo...

Precioso viaje de ida y vuelta a ninguna parte
Saludillos

depropio dijo...

A mi nunca me espera nadie. Será porque no suelo volver...

David Figueroa dijo...

La importancia que adquiere una mayúscula!
Buen ejercicio Bicefa.
Besos.

Maite dijo...

Tal vez no fue nadie, sólo con la intención de que regresara. Abrazos.

Torcuato dijo...

Nada dejó, nada encontró.
Un abrazo.