12 de enero de 2011

Dispersiones

Hoy mamá me enseñó a ir al colegio.

"Estate muy atenta, verás que fácil es, porque como eres muy grandota y muy listeja no ta va a costar nada. Mira, al llegar a este semáforo, ya sabes que te tienes que parar hasta que se ponga en verde, y espera a que estén todos los coches paradines, luego... espera que tenemos que ir por aquí a comprar el pan. Bueno, ahora vamos por este lado, pero ya sabes que se va por el parque. Que hay menos cruces. Anda, se me olvidaba recoger las botas de tu hermana. Tira por ahí.  ¡Ah! Y vamos al banco que nos hemos quedado sin dinero... Bueno, ya hemos llegado. Ves que fácil. ¿Te acordarás de todo? Sí, mami."

Por eso, seño, por eso te digo que no todos los caminos conducen a Roma. Mamá se los sabe todos, y la mayoría, vienen al cole.


- Alegría, si supieras todos los caminos...¿dónde irías?
- Pero si ahora con el navegador no hay ningún problema. Te dice todas las rutas.
- No te digo las rutas, te digo los caminos...

7 comentarios:

919191 dijo...

Me iría al mar, mamá pata. . .

Anita Dinamita dijo...

Si supiera los caminos puede que me quedara aquí, que es donde quiero estar.
Precioso relato... ni pregunto de donde viene, pero tiene tintes anecdóticos.
Un abrazo bien grande

Relatadamente tuya dijo...

La verdad es que las cosas vistas desde la optica de los niños/as son mas divertidas. Un besito de mama pata.

Dyhego dijo...

BICEFA:
Si es que las mamás saben más por mamás que por madres...
Salu2.

su dijo...

Me arrancaste una sonrisa :)

Abrazo tierno.

Maite dijo...

Jejejeje, esa inteligencia inocente de los niños, son mis preferidos ;) Besos bifurcados

Torcuato dijo...

Contestación tras aplicar el método científico.
Un abrazo, Bicefa