29 de enero de 2011

Disculpas #1

casa posesa
Algo pasó.
Desde que te fuiste esta mañana ha habido algún cambio más. Quizás demasiados cambios. Creo que solamente la alcoba no ha sido tomada aún. No hemos sido capaces de apagar la televisión en toda la mañana y no me atreví a abandonar a los niños para irme a hacer la compra. Y no te he contado lo peor aún. Cuando saqué la ropa para ponerla a secar me di cuenta de esos pantalones tuyos que le gustan tanto al del ático, los azules, estaban completamente destrozados; como quemados...
No, no te enfades, pero es muy probable que la lavadora haya sido tomada por el espíritu de la vieja estufa de la abuela.


- A mí una vez me pasó algo parecido.
- ¿Te quemaron los pantalones?
- No, Alegría, me tomaron por tonta...

9 comentarios:

AGUS dijo...

Una historia de amores y pantalones. Y además azules. Me gustó. Delirante, hipnótica. Y con el espirítu de la abuela.

Abrazos.

depropio dijo...

Como dice Agus, hipnótica. Y micro de libro, en el sentido de que no se entiende (o se entiende de otra manera) sin el título.

Tengo un montón de ropa que planchar, ¿te animas?

Torcuato dijo...

Je, je. Me gustó, Bicefa. Supongo que está inspirado en el genial cuento de Cortazar.
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Cuánto suspenso, pero pareciera que la persona abandonada, exonera sus propios fantasmas adjudicándoselo a otros, un buen mecanismo de defensa.
Este micro me súper encantó, Bicefa :)

Besotes

Maite dijo...

Cuando algo abandona tu estado de felicidad, uno entra en un caos, donde es muy posible que la lavadora se convierta en estufa y que los pantalones, en lugar de salir limpios, siplemente salgan quemados. Abrazos.

Antonio M. dijo...

Bicefa, otra buena historia de este blog del más allá ;-)

Saludos¡

Anita Dinamita dijo...

Bicefa, estos relatos locos que parecen imposibles de entender, pero luego entiendes completamente sin explicaciones, me maravillan.
Un abrazo

Artistalight dijo...

Aquí entre nosotros...te felicito por haber quemado los pantalones que tanto le gustaban al del ático...que se zurza :)

L.N.J. dijo...

Genial, yo quemaría muchas cosas, pero no puedo y debo mantenerlas frías. Te aseguro que es doloroso.

Besos.