20 de septiembre de 2010

Tu voz

A agua suena tu voz,
saltando cantarina,
que ritma a un compás
que cabalga tan veloz,
vuelve, sueña, corre y va.
¡Alegre golondrina!
que no para de volar,
que no para de llegar.


- Este lo he entendido. Quiere decir que "a palabras necias, oídos sordos..."
- ¡No me lo puedo creer! Estás como una maraca alegría
- Interpretación libre. Una vez escrito, deja de pertenecer a autor...
- Pero todo tiene una medida...

3 comentarios:

impresiones de una tortuga dijo...

Me gusta tu forma de "rematar la faena", esa conversación entre pena y alegría, me gusta, ¡sí!.Saludos.

Dyhego dijo...

El ritmo es desde luego una recreación perfecta del agua al caer y del vuelo de las golondrinas. Hoy pena tiene que callarse, que no tiene nada que reprocharte.
Salu2

Lisset dijo...

Si es que cada uno interpreta, lee y por tanto, aprovecha, cosas distintas y a veces muy diferentes. Penas y alegrías van siempre de la mano, en eso se resume nuestra vida, en afrontar cada día sabiendo que habrá de las dos, que no existe la una sin la otra y que aún así, se puede ser feliz. Un abrazo con olor a mar.