29 de septiembre de 2010

Divergencias

Estar en el momento adecuado, en el sitio preciso, no iba con  Isi.

Siempre buscaba una alternativa. Un punto de vista que rodeaba y hacía caer en espiral entorno a un respuesta divergente.

Cuántos dolores de cabeza y tiempo perdido en discusiones consigo mismo.

Lo bueno es que nunca se equivocaba. Tampoco acertaba.

Simplemente entretenía, bueno, depende...





- ¿Buena no?
- ¿Buena qué?
- La foto..
- Depende...
- ¿De qué?
- Tú sales demasiado sonriente...
- Compenso, ...nada más

8 comentarios:

Torcuato dijo...

Los mediocres son mayoría.
Un abrazo.

impresiones de una tortuga dijo...

Nunca se pierde el tiempo en discutir con uno mismo, tú deberías saberlo, por algo tienes dos pensamientos opuestos, para equilibrar, de lo contrario podrías volverte loco.

Por cierto, en tu foto de seguidor pincho y no tienes enlace, por lo que tengo que buscarte o esperarte. Saludos.

Relatadamente tuya dijo...

¿Quién determina cual es el momento adecuado o el sitio preciso? Esos eran los suyos y ya... que bien, me gustan tus relatos, gracias por compartirlos.

Dyhego dijo...

La espiral siempre es más apasionante que el círculo, porque éste último es cerrado mientras que el bucle nos puede llevar muy lejos y encima dando vueltas como si estuviésemos en la montaña rusa.
Salu2 a ambos, que no se me mosquee ninguno de los dos.

Bicefalepena dijo...

Torcuato: Los mediocres son mayoría, por eso son mediocres. El resto somos satélites, estrellas y mandangas.
Tortu: Yo discuto por equilibrar, ella por desnivelar... Creo que arregle lo de la foto. Gracias
Relat...ivamente tuya: Cuánta razón tienes. El presente es fugaz y lo atrapa... ¡uf! ya pasó...
Dyhego: Eres un sabio. Tú logras entender las espirales y los bucles con una serenidad que pasma. Imposible mosquearse, aunque con esta cabezona nunca se sabe...

Gracias por vuestros comentarios. Acompañan.

Patricia dijo...

Conocí a alguien que jamás estuvo ni en el momento ni en el lugar, preciso o no. Dio vueltas en espiral, cayó dentro de sí mismo. No parece haber arribado a un buen sitio. ¿Yo? Compenso, ...nada más

Daniel J. Hernández dijo...

Creo lo mismo, a veces con quien más batallamos es con uno mísmo.
Buen post Bicefalepena.
Un abrazo.
Te sigo
http://elvagabundodelaweb.blogspot.com/

Bicefalepena dijo...

Patricia: Lo que pasa es que nuestro recipiente es muy pequeño. Lo sano es compensar, ni vaciarnos ni desbordar.

Daniel: Nos tenemos muy a mano...

Gracias por vuestros comentarios