15 de septiembre de 2010

Ojazos

Por tu casa
va la luna oscura,
buscando la albura
que traspasa


mi corazón.
Pasando por mi lado,
quebrando mi costado
y la razón.

Hazme dueño
del brillo de tu mirada,
tantas veces apurada
en mis sueños.

Con sonrojos...,
niña, ¿a quién seduces?
...si la luz cae de bruces
por tus ojos.




- Pena, esto sí que es bonito, no me lo esperaba de ti, después de tanto tiempo
- Es cierto, a este paso me reconcilio con la humanidad entera.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Te sienta muy bien el blog, decididamente, muy bien. . .

Dyhego dijo...

Con un piropo así, seguro que ninguna se te resiste.
Salu2 y suerte

Torcuato dijo...

Este poema me gustó.
Un abrazo

Anita Dinamita dijo...

Precioso! Unos ojos que brillan así... uf

Sandra Montelpare dijo...

touchè Bicefa, la culpa de todo la tiene la luna oscura. Muy bueno, ciertamente

Ana dijo...

Los ojos dicen tanto sin pronunciar nada... Pena que no se pueda dedicar miradas por aquí.
Lindo.