17 de septiembre de 2010

Así es...

Ceder tiempo de nuestras vidas, dinero, amor, escucha, miradas..., sin buscar nada a cambio, porque sí, porque lo tienes. Sin nada que ganar en ello, ni económico, ni por estar convencido de que lo que hacemos es correcto, sin el reconocimiento personal, ni social. Ni, tan siquiera, por dormir bien. Por nada de nada....

 Me hace concluir que compartir es morir un poco, y de amor, murió la rosa...





- Pena, parece el informe de una autopsia...
- Será que, de tanto ver series de investigación, se termina pegando algo...
- Será.

6 comentarios:

Liliana G. dijo...

En todo caso, una autopsia al alma, para saber qué guarda adentro...

Morir de amor es una opción tan romántica, que me incita a morir por la opción. (Metafóricamente, se entiende)

¡Qué hermoso! Un texto realmente bello, de esos que me hacen derretir.

Un beso grandote, Bice...

(Te cuento que estuve a un pasito de colocar la misma rosa en mi último post :)

Relatadamente tuya dijo...

Que lindo. Estoy empezando a leerte. A ver que descubro por ahí. Saluditos bicefalepena!!!

Su dijo...

Dar porque sí. Me apunto.
Abrazos

Maripaz Brugos dijo...

Compartir es verdad que es morir un poco...pero se intercambian sentimientos profundos de álma.

Marisa dijo...

Dios mío!!!! Me estoy muriendo!!!!

Curioso que lea algo así justo esta semana...

¿Usted no será mi vecino, verdad? jaja

Saluditos desinteresados (alaaaaaa, me muero un poco maaaaaaaaaaás...)

Torcuato dijo...

La rosa comparte su color, sus pétalos, su aroma...y sus espinas.
Un abrazo Bi