1 de abril de 2011

Normas para mariposas

"Señores, señoras tomen nota, están haciendo historia. Las reglas no escritas de este juego son:"


- Bueeeeno Pena, ejem, pues parece que ya salió el sol ¿no?
- No creas que yo tampoco lo entendí muy bien...

16 comentarios:

Sibreve dijo...

haciento está escrito a drede o se te fue el dedito? :D
Saludos.

bicefalepena dijo...

El dedo, el dedo que trabaja por libre...
Gracias y corregido

Patricia dijo...

Te pondría
Bravo Bicefa!!!
Un beso

Pero no escribo más comentarios.

montse dijo...

Si no están escritas no hay reglas? O simplemente no están escritas?

Anita Dinamita dijo...

Las mariposas no tienen reglas, bien!!!!!!!!!

Paloma Hidalgo dijo...

Las reglas sirven para romperlas ¿No? Aunque si no las hay, mejor, menos que hacer.

Un beso
Paloma

Dyhego dijo...

BICEFA:
¿Que no hay reglas? Uy, qué peligroso.

Su dijo...

... tatata-cháánnnn...!!!!

su dijo...

Las no escritas son las mejores ;)
Besoooo.

Sandra Montelpare dijo...

los juegos sin reglas escritas son los mejores, de los que más se disfrutan Bicefa!!

Liliana G. dijo...

Las reglas no escritas de este juego, consisten en escribir los comentarios que nos sugiere la imagen titulada "Normas para mariposas". ¿A qué sí?
Me parece genial, justamente porque todos los que pasamos por aquí nos quedamos como las mariposas... desorientados :)

Besos mil, Bicefa.

Kum* dijo...

Buenísimo Bicefa. Lindo juego de palabras, vacíos y segundas intenciones.

Las reglas no escritas no se escriben, son reglas no escritas... o será, como dice Anita, que las mariposas no tienen reglas?

Me gustan las dos interpretaciones.

Besos de mariposa.

Antonio M. dijo...

Suerte que tienen algunas ;-)
Abrazos, Bicefa, Alegría y Pena.

Puck dijo...

Bice, siguiendo estas normas no escritas, algunas de tus mariposas han llegado s mis jardines. Espero que no te importe. A mí me encantaría que se quedaran allí.
Saludillos

L.N.J. dijo...

Prefiero las no escritas, las escritas me ponen nerviosa.

Besitos.

Torcuato dijo...

Las reglas no escritas pueden valer, las leyes no.