30 de abril de 2011

Mirando al cielo, mirándote

Se levantó temprano. Se aseó. Se peinó. Se repeinó. Se ajustó el delantal. Se ajustó los guantes. Limpió la casa. puso dos lavadoras. Preparó el desayuno, chocolate con tostadas. Y al ir a despertar a sus peques, al pasar por el espejo del pasillo y ver que le había dado tiempo a todo dijo: ¡Felicidades!




- ¿Un poco pronto no? 
- Alegría, las grandes fiestas se empiezan a celebrar las vísperas, los olvidos se recuerdan siempre...

12 comentarios:

Elisa dijo...

Ay, Bice, las madres de ahora no somos como las de antes :(.

Sandra Montelpare dijo...

y ella se había dado tiempo? Bellísimo desde el título. Por estos pagos se celebra el 3er domingo de octubre. Saludos van Bicefa

Luisa Hurtado González dijo...

Le dio tiempo a todo??
Eso sólo puede ser magia. Las madres lo son.

Sucede dijo...

Bicefa, pues felicidades a todas las madres!
Sin ellas no habría nada.
Abrazos!!

Paloma Hidalgo dijo...

A ver si alguna vez disfruto de esa dicha, la de tener tiempo para todo. De momento me conformaré con felicitarte a tí.

Un beso

Paloma

Octavius Bot dijo...

Me ha convertido usted en un adicto a las breves conversaciones entre sus dos predominantes egos, aunque fueron sus relatos los que me trajeron aquí en un primer lugar.
Visión de la vida común narrada de forma poco común y muy elocuente.

Un abrazo

Octavius Bot

Anita Dinamita dijo...

Felicidades a todas las madres, hoy y el resto del año. Yo me he despertado tarde y no me ha dado tiempo a nada, me preparan la comida y pienso seguir desperdiciando el día no haciendo nada útil. Las madres de hoy...
abrazos

Liliana G. dijo...

¡Cuánta verdad! Me siento identificada con tu micro, de verdad que sí. Porque una, aunque tenga los hijos grandes, aunque trabaje afuera de su casa y dentro de ella, siempre tiene el instinto de atención alerta :)

¡Felicidades a todas las madres!

Besotes, Bicefa.

Elèna Casero dijo...

Me doy por aludida como madre que soy.

Gracias

Un beso

Puck dijo...

Precioso. Yo me imaginé el mensaje escrito en el espejo por los peques con algo difícil de limpiar :-)

Maite dijo...

Al menos se reconoció ante el espejo, que hoy en día, hay quien después de hacer todo eso ya no sabe ni dónde está ni quién es, menuda vida de locura que llevamos.
Precioso homenaje.

Dyhego dijo...

Dichoso el que todavía pueda llamar a su madre.
Salu2.