11 de marzo de 2011

Variaciones del alma en sol, sueño y viento

El peso de los sueños no me deja caminar bajo el viento y te entiendo entre cortinas, en las sábanas, porque el sol está al otro lado, el que hace que, cuando despierto, empiece a flotar y me haga tan pesado que me aplaste contra el techo y, desde allí, observo la alfombra y su olor a humo de flores del jardín del turco, tu vecino, el de la cara sin cicatrices, por el tiempo y una pelea con su hermano del alma, que, por cierto, si pesa veintiún gramos, ¿cuánto pesan tus sueños? que me aplastan entre algodones y me hacen sentir tu sonrisa oculta, la de los domingos de palomitas y cine en un parque corriendo detrás de las mariposas que hacen volar pensamientos y crean huracanes retorciendo árboles, cristales y razón hasta volverla útil y reconocible por los huecos de los que están y los vacíos de los que se perdieron y nos dejaron la huella del peso de sus sueños en el alma de tu violín y de su música que fluye por mis venas, pesada, espesa, torpe por el peso de esos cotidianos sueños que ocultos en los cajones, en las entretelas vacían el alma saltando, ayudadas por el viento de las alas de las mariposas, de tus cortinas de ensueño, quién sabe si abiertas al sol del otro lado, el de los sueños del alma.


- No me extraña nada que tengas sueños...
- ¿Qué decías Alegría?
- Ves a esto me refería, en ti todo son variaciones de algo parecido a la razón

14 comentarios:

Patricia dijo...

Lo he leído varias veces, para aprehenderlo. Siempre he querido escribir algo como esto.
Siempre he querido escribir esto.
Siempre he querido leer algo como esto para aprehenderlo y poder escribirlo.

Me parezco a Pena, varío, pero dentro de la razón.

Patricia dijo...

Acá estoy de vuelta, con tu permiso lo voy a subir a mi fb.

Besos

depropio dijo...

El problema de estos textos es que sin un mapa de claves no alcanzas a comprender todos los detalles. Pero , por otra parte, parece tan íntimo y personal que yo, si fuera el autor, no daría ese mapa, para no exponer demasiado mi alma en público.

Su dijo...

Estas palabras sólo pueden salir desde bien adentro, están impregnadas de muchos sentimientos.

Besos

Maite dijo...

Sin duda alguna, este micro tiene...alma. Un abrazo

Paloma Hidalgo dijo...

Los sueños, ligeros, pesados, semejan ser globos rellenos de helio que nos transportan a ese lugar ignoto de la fantasía, cuando menos lo esperamos.

Abrazos

Paloma

Maria Coca dijo...

El peso de los sueños... Imaginas que nuestro valor real fuera ése, según el mayor o menor peso de los sueños personales??

Qué original...

Un abrazo.

Puck dijo...

¿cuánto pesan tus sueños? buena pregunta. difícil respuesta
Saludillos

pablogonz dijo...

Esto es jazz, soltura de la letra, conexión directa de las neuronas con los dedos. Me gustó.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Antonio M. dijo...

Como dice el amigo Pablo, el micro tiene una musicalidad increíble, Bicefa.
Me ha encantado ;-)

ROSIO dijo...

Que hermoso micro!
Felicidades.

Relatadamente tuya dijo...

Fluir...

Anita Dinamita dijo...

Un texto complicado... onírico, musical, y sin puntos que lo paren.
Una belleza sin límites
Un abrazo

-SaRiTa- dijo...

cada vez más adoro los diálogos entre pena y alegría... cada vez me enganchan más... cada vez me identifico más...