9 de marzo de 2011

Tres esperanzas

Bella
Tenía que dormir cien años, pero tras la siesta se levantó con otro ánimo.


Camino
El río que pasa por tu puerta, va contracorriente.


Blanca
Ayer soñé que la luna que besaba tu cuerpo era la misma que veía crecer en el cielo.



- Alegría, como pesimista te lo digo, tienes que saber que te falta mucha información para entenderlo todo...
- Tengo la información pero la obvio para avanzar, como optimista te lo digo...

13 comentarios:

Paloma Hidalgo dijo...

Me quedo con el segundo, me encanta eso de ir a contracorriente. El tercero y su poesía le siguen eso sí, muy de cerca. Cien años me parecen demasiado tiempo, incluso para una bella.

Paloma Hidalgo dijo...

Perdona, con el interés de saber si puedo comentar-es una incógnita cada vez que lo hago-olvidé despedirme, por eso, ahora van los abrazos y el beso. Paloma

Anita Dinamita dijo...

Ayns Bicefalepena!!!!
Que me dejas el corazón contento con tanta cosa bonita!!! Blanca me ha dejado un sabor dulce y tierno, para seguir a contracorriente despejada tras la siesta.
Un abrazo

Patricia dijo...

Tres soles que acarician tus tres esperanzas!!!
He terminado su lectura con una sonrisa
Gracias.
Besos

Sandra Montelpare dijo...

Me gustan los tres! "Camino" me en - can - ta !!

Maite dijo...

Puestos a elegir (aunque ya sé que no es necesario) me quedo con bella, es muy buena esa lectura esperanzadora, todos debemos de ver algo de luz tras dejar las cosas enfriar un poquito. Un beso.

Elisa dijo...

Pues yo me quedo con Camino, tiene muchas interpretaciones, pero yo me he quedado con una y la pongo en boca de un optimista irreductible, como si la hubiese escrito Alegría a escondidas de Pena.

Su dijo...

Hoy dejas en el ambiente un aire luminoso, esperanzado,...

Muchas gracias.

Besos

pablogonz dijo...

Interesantes estos textos. Contundentes y bien escritos. Del primero destaco el tono irónico. Del tercero el elevado/profundo tono lírico. El segundo va contracorriente.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Rocío Romero dijo...

Me parecen preciosos los tres, pero lo que siempre me deja alucinada de tus entradas es el pequeño diálogo de cierre entre pena y alegría. Una especie de autocomentario desde puntos de vista opuestos que son de lo más ingenioso que he leído. Me dejas boquiabierta ;-) Un abrazo

Puck dijo...

Esta vez no tengo dudas. Me quedo con el primero. Ese giro me parece total
Saludillos

Octavius Bot dijo...

Sin saber bien como mi río llegó a su puerta, y aunque no quiera perturbar su siesta, esa luna no me dejó indiferente. Será el mismo efecto que sobre las mareas, o que se yo.
El caso, Mr. Bicefalepena, es que me quedaré un rato, o no. Quién sabe. Según mi humor. Que de momento es cambiante y variante, o en todo caso, divergente (si me permite usar sus palabras con un guiño de complicidad).

Un abrazo.

Octavius Bot

Torcuato dijo...

Qué belleza.
El tercero me ha hecho acordar de cuando de adolescente me comunicaba con mis amores platónicos a través de la luna.
Un abrazo.