28 de febrero de 2011

Sin fecha

Hoy es uno de aquellos días que recordamos porque nacen tachados en el calendario. Los pagamos como tributo a la locura. Envejecemos el doble y nos damos cuenta de que somos menos sabios.

el aire frío
dejará esas nieves
en las cunetas



- ¿No estarás poniéndote mala, Pena?
- Ojalá todo fuera tan simple.
- Si lo es, lo que pasa es que no lo ves

9 comentarios:

Dyhego dijo...

BICEFA:
Prefiero ser yo quien tache el día al final de la jornada. Mejor que amanecer con el día tachado.
Salu2 sin tachones.

Anónimo dijo...

No es el 29 de feb, el día raro???

Bsos.

Maite dijo...

No lo he entendido bien, debo estar espesita, debe ser por ese frío que se instala en las cunetas y en los cerebros, pero me suena a tristeza eso de tachar el día de antemano, como si fuera a ser lo mismo de siempre, un día más que no hará falta señalar. Besos con esperanza de que alguna sorpresa nos haga hacerle un círculo rojo.

Su dijo...

Hoy es uno de esos días que dices "No vuelvo a hacer tanta locura un fin de semana", "uno no es ya lo que era"? jeje.

Sí es así, tranquilo, todo se olvida y... que nos quiten lo bailado!

Mañana es martes.

Besos

Patricia dijo...

Tachar un día no es nada del otro mundo, a veces necesitamos tomar distancia. Ahora, si después de ese día tachamos otro y otro mas, si la nieve se acumula sin que nadie barra, es entonces cuando la pena puede volverse mala, digo, contra sí misma.

Un beso grandísimo.

Puck dijo...

Creo que las diferentes interpretaciones radican en que cada cual tachamos los días de una manera diferente y por cuestiones varias. No es lo mismo marcar un cumpleaños, que una cita médica, o tachar los días que faltan para algo. Aunque ese aire de tristeza de pena me da que pensar en días tachados sin más, sin sentido... No sé.
Saludillos

Alberto Flecha dijo...

Me gustó el haibun. La expresión "uno de aquellos días que recordamos porque nacen tachados en el calendario", extraordinaria.
Enhorabuena, Bicefa.
Saludos.

depropio dijo...

Me ha encantado. Y ya

L.N.J. dijo...

Sencillamente encantador,

besos.