16 de febrero de 2011

Diez de cinco



hijos
veintiún gramos por sus futuros.

el primero
eres uno de tres deseos.

recuerdos
tres sardinas y un gato.

partitura
silencio, silencio, silencio, ¡BOOM!, silencio

invierno
ponte mi bufanda, hace frío.

cerca
cambió de colonia. Nuevos recuerdos.

más cerca
tus caricias... a mi lado.

muros
cariño, apágala. Tenemos que hablar.

en el aire
sin tinta, no hay libro.

despertares
buenos días. Ahora las presentaciones.



- Hablando de colonias, deberías plantearte muy en serio usarlas.
- Ya me imaginaba que tanto sacar el tema era por algo.

9 comentarios:

Maite dijo...

Qué buenos!! podría comentarlos uno a uno, ese padre/madre que muere por sus hijos, el comienzo, el principio de todo lo que vendrá después, los recuerdos de la infancia que sobreviven al tiempo y a los gatos, ese director de orquesta dirigiendo la percusión, música de un corazón, compartir en el invierno de nuestras vidas, cambios tan pequeños que pueden significar rumbos tan distintos, y más cercanos y suaves, la incomunicación en la pareja que hay que derribar para que funcione la relación, la tinta y la imaginación, elementos imprescindibles para el escritor, un nuevo día que nos trae nuevos conocimientos. Uy, pues no iba a hacerlo, pero ya están, comentados ;) GE-NI-AL, bice.

Torcuato dijo...

Genial.

Patricia dijo...

B R U T A L

Malena dijo...

El olor y los recuerdos van de la mano (¿o debería decir de la nariz).


Y "tenemos que hablar" es el muro del callejón sin salida.


Muy buenos.

depropio dijo...

A mi me costaría escribir dos de diez. Increible

Alberto Flecha dijo...

Están genial, Bicefa, me han encantado.
Un abrazo.

Puck dijo...

Tres sardinas y un gato, se apostaron, la manera de meterse en uuuuuuun zapato jajaja genial, genial, genial, genial, genial
Cinco saludillos

Sandra Montelpare dijo...

Bicefa... sin palabras pero "muros", "en el aire" y "despertares" son escandalosamente buenos

Liliana G. dijo...

¡Excelente, Bicefa! Para reflexionar una y otra vez. Tu poder de síntesis es maravillosa.

Besotes :)