3 de febrero de 2011

Libertad de pensamiento



Ley Sinde  en Neorrabioso

- Pues bien que decías tú que el chiste de las avellanas era tuyo.
- Si no me acuerdo ni de qué iba...
- Pues si quieres te lo cuento, pero no te va a salir nada barato...
- Nada, nada, me quedo con las ganas. Pero si hasta silbo para dentro para no tener que pagar derechos de autor...

4 comentarios:

Maite dijo...

Jajajajaja, por favor, qué ocurrente, buenísimo eso de silbar para adentro. Mira que te veo yo haciendo guiones de monólogos ¿lo has pensado? Besos

Patricia dijo...

Di una vuelta por Neorrabioso, no conocía el blog, me encantó. Y más aún me gustó encontrarte por allí.

Un abrazo

depropio dijo...

Me ha gustado mucho lo de silbar para adentro. Me parece que ese es el futuro...

Puck dijo...

jajaja es genial. Todo, el chiste, el silbido... jajaja
Saludillos