10 de mayo de 2011

A la sombra del limonero

Cuentan que es en verano, cuando el limonero, soñando con dar sombras, guarda los limones más dulces en su interior protegidos con espinas y deja que asomen los más verdes para que sean confundidos con sus hojas.

Fue en uno de esos días de piscinas y abanico cuando decidió llegar, sin prisa y sonriendo. Su mirada inquieta, ya era capaz de seguir el vuelo de las mariposas. Caminando por los pasillos, por la hierba, por la arena, entre la música, han ido pasando sus años, y los nuestros, y los abrazos y los besos. Y apareciendo caricias, risas y mil y un mundos que ha imaginado y que ha vivido en sus libros y creado en su habitación con infinita paciencia. Y esos dibujos, tantos y tantos cantados en blanco y negro...

Una mañana de las que buscaba un abrazo desesperadamente, descubrí que desde que nació, desde que naciste, no volví a tener frío y que esa bolsa de sueños y de cuentos de colores volando desde el colgador de los delfines por toda la habitación, siempre la tengo llena de tus besos.

Yolanda, creces y te haces mayor y todo tan deprisa que aún siento a tu lado, el olor del limonero...


A mi pequeña Yolanda en el día de su Primera Comunión. Palencia 14 de mayo de 2011

- Pena, siempre me han emocionado los ritos de paso: la primera comunión, las bodas, encontrar trabajo...
- Alegría, lo único que realmente pasa, es el tiempo... aunque parezca que no para todos, porque tú parece que te quedaste estancada en una especie de limbo...
- Pues tú más...

12 comentarios:

Sandra Montelpare dijo...

Bellísimo y tan emocionante! "nunca más volví a tener frío" Intenso! Hay momentos que nos quedan clavados como una estaca y los recordamos hasta con olores, pero el tiempo es un traidor
Saludos van Bicefa!

Anita Dinamita dijo...

Ay, Bicefa, que maravilla. Dale a Yolanda un gran abrazo de nuestra parte y que alguno de nuestros sueños cuelguen junto a su bolsa de delfines, confundiéndose con sus besos.
Un gran abrazo al papá feliz

Su dijo...

Que lindo...

Besos y abrazos fuertes a Yolanda y a tí, para que nunca sientan frío,... y los sueños,... y los cuentos, los tengan siempre presentes.

Maite dijo...

Un micro lleno de sensibilidad. Un fuerte abrazo.

Paloma Hidalgo dijo...

Enternecedor, Yolanda debe sentirse feliz.

Saludos

Patricia Nasello dijo...

Amigo, lo que hacés me maravilla. El micro, impecable como es tu costumbre. El diálogo, esa obra de teatro que, extrañamente, se desarrolla tras bambalinas, imperdible.
Por todo esto, gracias, Bicefa

Sucede dijo...

Esto bien podría ser un relato extenso.
Qué grande bicefa!!
Un abrazo!!

anita dijo...

Precioso!!!

Puck dijo...

Precioooooosooooo!!!! ese desde que "naciste no volví a tener frío" toca el corazón.
Saludillos emocionados

Dyhego dijo...

BICEFA:
FELICIDADES A AMBOS.
salu2.

Yolanda dijo...

Papi, me ha encantado. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

nos ha encantado es muy guay
salu2