27 de mayo de 2011

Correo bienintencionado

Corre el rumor que dicen que no es cierto lo que dicen, y es porque no lo han dicho ellos. De todas formas él siempre quiso ser un pez, porque, aunque comenten, que comentan, él nada y nada, pero nada de nada.

Como también ofende
el que se cree lo que se dice.
Pásalo, al menos a 37 personas
y te saldrá un tercer ojo discernidor
en medio de la frente.


- De mí han dicho muchas cosas, casi siempre buenas.
- Alegría, a mí no me mires...

10 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Eres un crack, como dicen por aquí, por mi casa, algunas veces, cuando dices lo que quieres decir y lo que otros querrían decir también y tan bien como lo has dicho tu.
Y yo otro pez, porque nada de nada, nunca nada.
Abrazos nadadores

Patricia Nasello dijo...

Amigo, tu blog es para imprimirlo completo y repartir a la luz de los caminos.

Abrazo admirado

Rocío Romero dijo...

Jope Bice, estoy de acuerdo con Anita y Patricia, un crack sí señor... Me encantan Pena y Alegría, cada vez más. Abrazos

Dyhego dijo...

BICEFA:
Es como el vivir sin vivir en mí... etcétera.
Lo lamento pero nunca reenvío mensajes.
Salu2

ESPERANZA dijo...

A mi de pequeña me gustaría escribir como tu.

Un abrazo.

Maite dijo...

Qué bueno eres!! yo creo que Manu Espada debería ficharte para gags, guiones o viñetas sobre actualidad, le sacarías punta a todo, con mucho sarcasmo e inteligencia. Besos

Su dijo...

Casi sin preguntarte, pero sí informándote, me lo llevo a mi Mención Especial.

Eres un monstruo!

L.N.J. dijo...

Me has arrancado una carcajada.

Directamente a papelera, allí van y por suerte la cadena creo que se rompe: ¡glu-glu-glu...!

Besos, eres genial.

Puck dijo...

jajaja, nada y nada jajaja
Pues nada, Bicefa, que no te voy a decir nada que no te hayan dicho ya jajaja nada, de nada, ¿seré pez? si no he enviado el mensaje...
Saludillos de finde

Sandra Montelpare dijo...

es buenísimo todavía me estoy riendo!! ya me habían dicho que era un pescado Con esto, lo confirmo. Cuentazo y Pena y Alegría billantes clap clap clap