13 de diciembre de 2010

La princesa volviente

Al principio era un vacío sencillamente encantador. Los vasallos se sentaban a escuchar su propia respiración, el latido de sus corazones, los pájaros, el agua de los ríos. Es cierto que los Reyes estaban un poco más tristes, pero con los juegos y sus nuevos nietos terminaron olvidando a la encantadora Aurora. Sí que cantaba bien, pero todo el día... con esos conciertos de cuatro horas interminables... y guapa, nadie lo negó, pero se acostumbra uno a todo... Para el gusto de muchos era demasiado perfecta.
De todas formas, después de cien años todo era normal, que es lo que se pide tras tanta excelencia. Pero hoy llegó el Príncipe con sus besos... y no sabemos lo que se nos viene encima.
Y sí, es cierto, mi jefe ha vuelto de vacaciones...



- Pena, tienes que superar esos regresos.
- Me río yo de la crisis post-vacacional. ¡Já! Lo peor es cuando regresa nuestro jefe...
- Sí, con su propia crisis...

9 comentarios:

Artistalight dijo...

:S O sea que preferían que se quedara dormida para siempre? Que tristeza que hasta para las princesas haya tristes realidades, Me encantó la imágen, me encantaron tus palabras, pensándolo bién...una bellísima princesa cantando todo el día, con los pajarillos revoloteando alrededor, etc. etc. Mejor dile al Príncipe que Aurora...no está :)

Maite dijo...

Mañana de lunes un poco enredada, mis neuronas captan el micro con interferencias :-s ¿no será que al final la magia de la perfección se vuelve en contra de uno, convirtiéndose en simple envidia y arrastrando al genio hacia la soledad? Besos imperfectos

Torcuato dijo...

Me gustó, aunque me pasa como a Maite. Pasa la tranquilidad y llega la tormenta. Pero no pillo la comparativa entre la Bella Durmiente cantarina y el Jefe pelmazo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

A mi lo que de verdad me ha gustado, ha sido la foto. . .

Anita Dinamita dijo...

¿O sea que tienes un buen jefe pero mejor que esté fuera de la oficina?
Genial paralelismo, es lo que tiene ser bicéfala
Abrazos

Artistalight dijo...

Bueno yo creo, que el jefe mejor estaría 100 años de...vacaciones :)

Sibreve dijo...

Si es que los principes es lo que tienen,que no saben dejar el pico quieto :D Después pagamos los subditoempleados.
Saludos.

Patricia dijo...

Hay que aguantar a esta princesa que primero canta sin parar, con avecillas revoloteando, y luego duerme 100 años.¿Por dónde le irá a dar ahora que viene 'el príncipe con sus besos'? De estar en el lugar del prícipe haría lo mismo que ya hizo tu jefe: irme de vacaciones.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

Cuando el gato se va, los ratones bailan.
Salu2.