8 de diciembre de 2010

La falsa moneda (continuación)



Cuatro b
La estatua ciega del Retiro empezó a moverse al son de las piedrecillas que los niños echaban, muertos de risa, en su plato.


Tres b
Pegó una moneda con un chicle en el timbre de su casa. No se le ocurrió nada mejor que hacer para vengarse cuando le echaron de la Fábrica.


Dos b
De un armario cojo, salieron tres monedas en la mano de una barbero. Y mi sonrisa.


Uno b
La curiosidad no mató al gato. Fue la moneda que tenía en la mano la Ratita Presumida, que se le atragantó.




- Pena, nunca segundas partes fueron buenas...
- No pretendía más que alegrarte un poco la mañana.
- Pues menos mal que yo de eso ando sobrada.

2 comentarios:

Maite dijo...

Y siguen saliendo textos :-D Ya sabemos que...la falsa moneda, de mano en mano va, y el rico se la lleva!!
Un besazo

Patricia dijo...

Esta vez me quedo con la tres b.
Avisale a Alegría que a mí esta segunda vuelta me gustó mas que la anterior. ¿Se viene una tercera?