13 de agosto de 2012

Nietzche y su hijo adolescente


- ¿...y de qué?

- ¿Y de qué, qué?

- Dices que murió, ¿pero de qué?

- ¿Pero de qué murió quién?

- Pues Dios.



- Pena, hay que creer mucho para creer que Dios ha muerto.
- No tanto, si murió es que vivió, si vivió es que nació.

4 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Lo que nos faltaba era el hijo adolescente de Nietzche con sus preguntas... Muy bien pensado
Abrazos

Yashira dijo...

Genial, jaja madre mía, un hijo adolescente y nada menos que de Nietzche, menos mal que convivo con el mío, y no con este.

Muy original, sí señor.

Sandra Montelpare dijo...

Genial, bicefa! Dios ha muerto pero la ausencia total de terror sería que los hijos no se vuelvan en adolescentes!
Me encantó! Saludos van

carlos de la parra dijo...

Grandioso momento de la teología humorística a la que soy muy aficionado, y que la prefiero a la teología ficción que se da en tantas religiones.