14 de junio de 2011

Wikilepena

Arturo Peñalba Gatón, autor desconocido y anónimo, nació triste y de forma repentina. Sucedió que, contra todo pronóstico y fruto de una coincidencia fortuita, este estado, como tantos otros, fue cambiando también, hasta que se hizo constante esta variabilidad. Y todo esto pese a su elevada edad actual.


- Alegría, creo que tenemos demasiada información sobre todas las cosas.
- Sí, está bien ¿no?
- Yes, para estar informadas y para fomentar la silogomanía informática...

7 comentarios:

Sucede dijo...

La saturación de información produce esa variabilidad que mencionas...
Pienso, luego me extingo.
Salud!!

Dyhego dijo...

BICEFA:
¡Menos mal que la variable era constante! ¡Si llega a ser parabólica, no sé qué hubiera sido del pobre Arturo!
Salu2.

ESPERANZA dijo...

Tenemos tantísima información que nos hemos vuelto unos ignorantes, no sabemos vivir sin ella.

Un abrazo,

depropio dijo...

Demasiada información, demasiado poco sentido común para utilizarla

Elèna Casero dijo...

pobre al final no supo qué hacer con tanta información. Seria por nacer de forma repentina

Kum* dijo...

Con tánta información nos perdemos el presente.

Besos maestro.

(Voy volviendo...)

L.N.J. dijo...

Así es, por eso estoy cada vez más retirada de todo un poco. Mi parte receptora se aleja del mundo, no quiero tanta información, sólo aquella que me interese.

Besitos.