30 de noviembre de 2010

Florecillas

Dejó guardadas las flores que recibió año tras año el día de Santiago con su recuerdo entre papeles de periódico. Lo que no pudo ocultar fue su deseo de volver,  que veinte años no es nada, que febril la mirada, errante en las sombras te busca y te nombra...
Cuando sopló el viento se dejo mecer con él y sus sueños.
Y tras su regreso empezó a echar de menos las flores que olvidó.



- Cuántos regresos ocultan tantas partidas
- Y no nos damos cuenta.
- Alegría, lo esencial suele permanecer oculto...

8 comentarios:

Torcuato dijo...

Me extrañó no poder dejar comentarios en tus anteriores entradas.
Un abrazo, Gard...digo, Bicefa.

Los pretendientes de Ligeia dijo...

Es preciososo, me ha encantado. Saludos

Anónimo dijo...

cuantas partidas, ocultan tanto regresos

Daniel J. Hernández dijo...

Eterna busqueda Bicefa, también extrañé no poder comentar...
Un beso.

Maite dijo...

Al fin nos dejas poner comentarios! Estaba agobiada con tanto amordazamiento. Me ha gustado mucho este micro y las dos frases de pena son geniales. Besos

Patricia dijo...

¡Qué gusto me da poder comentar!
... porque comentar aquí es siempre decir que me ha encantado, que es un placer visitarte.
Un gran abrazo.

Dyhego dijo...

¿En qué quedamos: nos dejas opinar o no?
:) Siéntete libre de hacer lo que quieras, por supuesto. Esta tarde estaba yo escuchando el "volver" pero en la voz de Morente para la peli de Almodóvar. Es curioso.
Salu2

distrito candelas dijo...

Hola

Estos días nos mudamos al distrito candelas y lo blogueamos antero y candela. Esto es una invitación abierta a pasarte, si te apetece, habrá petardos y chocolate con churros. Y gracias.